¿Cúando es obligatorio?

A partir de el 1 de Junio de 2013 cada vivienda en venta o alquiler tiene que conocer su eficiencia energética, es de aplicación la Certificación de Eficiencia Energética de Edificios Existentes, obligando a que todos los edificios existentes, cuando sean objeto de contrato de compraventa o de arrendamiento, deben disponer de un certificado de eficiencia energética. Una vez emitido el certificado de eficiencia energética tendrá un periodo de validez de 10 años, tras los cuales habrá que renovarlo para que refleje las posibles obras de mejora que se hayan hecho en el edificio o vivienda.

¿A quién le afecta?

Alquiler o venta de una vivienda o local comercial
Es obligatorio para todo edificio, vivienda o local que se venda, alquile o traspase. La obligatoriedad es para el propietario del inmueble que debe encargar el certificado y conservarlo. Así mismo, será obligatorio incluirlo en toda publicidad que se haga del inmueble. El comprador arrendador, tiene el derecho a exigir este certificado.

Reformas
Sólo para grandes reformas. Se necesita CEE para la rehabilitación de edificios si tienen una superficie útil superior a 1000m2 y se renueva más del 25% del total de sus cerramientos.

Edificios de nueva construcción
Obligatorio en todo edificio de nueva construcción y el certificado se adjuntará al libro del edificio. Será obligatorio mostrarlo en un sitio público a partir de 2020

Edificios públicos
Edificios o unidades de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.

¿De qué informa el certificado?

La eficiencia energética de un edificio se determinará calculando o midiendo el consumo de energía consumida anualmente para satisfacer la demanda energética del edificio en unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación, que incluirá, entre otras cosas, la energía consumida en calefacción, la refrigeración, la ventilación, la producción de agua caliente sanitaria y la iluminación, a fin de mantener las condiciones de confort térmico y lumínico y sus necesidades de agua caliente sanitaria y calidad de aire interior.

¿Quién elabora estos certificados?

Ha de ser redactado por un técnico competente para la realización de proyectos de edificación o de instalaciones térmicas, y estará basado en un programa informático de certificación energética reconocido oficialmente.

¿Quién lo solicita?

El propietario de la vivienda, edificio o local será el responsable de obtener y abonar el coste de este certificado para poder vender o alquilar su inmueble. Esta es precisamente una de las diferencias con respecto a las actuales certificaciones energéticas para edificios en uso, ya que serán los propietarios de las viviendas individualmente los que puedan solicitar el certificado, y no necesariamente la comunidad de propietarios. Además del estudio para obtener el certificado, cada vivienda analizada recibirá una serie de recomendaciones de mejora que permitirían aumentar el nivel en la escala de eficiencia energética.

En el informe del Certificado Energético se recoge la siguiente información:

- Los datos identificativos de la vivienda y su propietario, así como los datos del técnico certificador.
- Los elementos constructivos y aportes de energía por las instalaciones de la vivienda.
- La clasificación energética obtenida por la vivienda.
- La determinación de una serie de mejoras para aumentar la eficiencia energética de la vivienda, indicando según la mejora la clasificación que se obtiene con ella.
- El coste-amortización de dichas mejoras propuestas en el informe.
- Firma del Técnico redactor de la Certificación.
- Validez del certificado durante 10 años.