¿Qué es el ESTÁNDAR PASSIVHAUS?

Es un estándar de construcción que combina un ELEVADO CONFORT INTERIOR, en invierno y en verano, con un CONSUMO DE ENERGÍA MUY BAJO, a un PRECIO ASEQUIBLE. Se logra cuidando al máximo su envolvente mediante grandes aislamientos, carpinterías y vidrios de altas prestaciones, y un sistema de ventilación controlada.
El estándar Passivhaus trata de ir un paso más allá, cuantificando y limitando el consumo energético debido a la demanda de calefacción y refrigeración, de modo que se consiga una vivienda de consumo energético casi nulo. Simultáneamente, establece las condiciones ambientales que han de cumplirse en el interior de la vivienda para garantizar el confort térmico y la calidad del aire.
.

Sistema pasivo ↔ Sistema activo (fuente www.passivhaustagung.de)

 
Lo que nos interesa es el resultado: EL CONFORT (en este caso mantener el café caliente)‏.
EL SISTEMA ACTIVO (la cafetera) mantiene el café caliente con un alto consumo energético.
EL SISTEMA PASIVO (el termo) mantiene el calor sin consumo, por lo tanto es mucho más eficiente.
.
.

¿Cómo funciona?

El estándar Passivhaus se formula oficialmente en 1988 por los profesores Bo Adamson, de la Universidad sueca de Lund, y Wolfgang Feist, del Instituto alemán de Edificación y Medio Ambiente, con un proyecto de investigación “Proyecto de investigación preparatorio para casas pasivas”, financiado por el instituto ” Wohnen und Umwelt” (Habitat y Medio Ambiente) de Land Hessen Alemania.

En 1990 se realiza el primer proyecto en estándar Passivhaus, 4 casas pareadas en Darmstadt-Kranichstein. En 1994 el Dr. Wolfgang Feist funda el PasivHaus Institut (PHI), en Darmstadt (Hessen, Alemania).

Se calcula que existen más de 15.000 ejemplos construidos, de todo tipo y función, repartidos en todo el  mundo. Descubre los ejemplos españoles

Se trata de un concepto energético aplicable a cualquier estilo de diseño arquitectónico, a cualquier estilo de construcción, y/o a cualquier material utilizado. El consumo energético se reduce a un mínimo gracias a la aplicación de medidas pasivas y a las características técnicas del estándar.

Hoy en día, se aplica tanto para edificios residenciales como terciarios, y también en la rehabilitación, aunque en este último caso no es fácil conseguir el estándar passivhaus ya que las condiciones energéticas dependen en gran medida de aspectos ya definitivos en la vivienda y por tanto no modificables, como la orientación y el perfil solar del edificio. En el año 2010 se establece un nuevo certificado para rehabilitación que aún se encuentra en fase experimental. (EnerPhit).