Image Description

Hay dos momentos en la vida de un Espacio Arquitectónico en los que su Fotografía difiere en planteamiento y ejecución; el momento en que un Proyecto Arquitectónico se convierte en una realidad física creada por el Arquitecto y otro periodo en el que el espacio pasa a manos de los propietarios, gerentes o empresarios que le dan un uso o actividad comercial.

La Fotografía de Arquitectura y la Fotografía de Interiores son dos de mis principales especialidades fotográficas.

Realizo los trabajos de Fotografía de Arquitectura, espacios, entornos exteriores e interiores de edificios con especial cuidado en los detalles, logrando transmitir la esencia del espacio y la estructura fotografiada a través de la selección de los encuadres y una acertada postproducción que embellece los espacios y realza la luz, creando imágenes muy sugestivas.

.

Comprendo la funcionalidad de cada inmueble y lo reflejo en imágenes que muestran la importancia de cada espacio y sus mejores características.

En la Fotografía Arquitectónica, el Fotógrafo deja a un lado sus aptitudes artísticas y enfoca sus conocimientos y técnicas en el proyecto arquitectónico en sí, tratando de dar con un resultado final que refleje descriptivamente la edificación, sus detalles y elementos  lo más cercano posible a la realidad.

La posición, la amplitud del ángulo de visión, el encuadre, la sensación de profundidad, la perspectiva, el ritmo competitivo, la luminosidad y las condiciones atmosféricas serán claves para describir desde el punto de vista fijo de la cámara las múltiples dimensiones y volúmenes del espacio arquitectónico y la relación que se establece entre los diferentes elementos que interactúan y lo componen, congelando de esta forma la personalidad única que define cada espacio y su entorno.

El Fotógrafo de Arquitectura o Interiores aplica sus conocimientos y técnicas de iluminación y composición  pudiendo exagerar perspectivas, omitir o enfatizar elementos, simplificarlos o distorsionarlos, buscar las mejores condiciones de luz y estudiar arriesgados ángulos de toma, puntos de vista y perspectivas.

En Fotografía de Arquitectura e Interiores la  postproducción digital de las imágenes requiere una dedicación importante y del conocimiento y buena aplicación de las técnicas en la optimización de las imágenes, dependerá el grado de atención e incitación del espectador.

La Fotografía de Arquitectura se enfrenta habitualmente a dos problemas: la dependencia de la luz ambiente y la falta de suficiente espacio para realizar un encuadre que contenga toda la estructura a fotografiar. Ambos problemas se solucionan aplicando los conocimientos y experiencia sobre la correcta utilización de la luz, y con un equipo adecuado.

Fotografía en el Exterior

Fotografiar el exterior de un edificio, por raro que parezca, no se centrará exclusivamente en mostrar la fachada de éste, el exterior de una construcción abarcará también el entorno que le rodea, rara vez se concibe el diseño de cualquier tipo de obra arquitectónica sin tener en cuenta el lugar en el que se construye. El primero de los objetivos: mostrar el edificio y su interactuación con el entorno, una de las partes más interesantes y creativas.

En realidad, la fotografía de arquitectura se aborda como reportaje y todo reportaje debe mostrar un variado y completo conjunto de ángulos y perspectivas. La forma de abordar la fotografía de arquitectura de exteriores es muy similar a la de cualquier gran paisaje, los principales puntos a tener en cuenta son:

  • Exploración de ángulos y puntos de vista interesantes.
  • Una vez elegida la perspectiva estudiarqué elementos del entorno deberían o no aparecer en el marco compositivo, para evitar que entorpezcan la lectura de tus imágenes.
  • Escoger el mejor momento del día, la luz tiene la capacidad de transformar por completo la sensación de un lugar y tenemos que valorar cuál es la más adecuada para nuestro protagonista.
  • Juegar con la iluminación artificial. El equilibrio entre ésta y la luz natural en el momento de la hora azul resulta muy atractiva.
  • Valorar con especial atención los elementos móviles, no olvidarnos que los edificios a pesar de ser objetos inertes los usan personas y puede resultar interesante retratarlos llenos de vida.

Fotografía en el Interior

Cerramos el punto de mira y nos introducimos en el interior del edificio. No es imprescindible, pero sería un buen punto de partida el concertar una pequeña reunión con el arquitecto para que pueda explicarnos el funcionamiento de su obra, nos ayudará a entender el por qué de determinados espacios y facilitará la planificación de nuestro reportaje.

La forma de proceder no difiere demasiado de lo expuesto justo en el apartado anterior: exploración, estudio de la composición, valoración de las luces (naturales y artificiales) que entren en juego e incluso elementos móviles. Sin embargo, la fotografía de interiores posee ciertas peculiaridades: las distorsiones serán más evidentes, nos veremos obligados a extender la profundidad de campo y encontraremos una desigualdad acusada entre la iluminación interior y exterior.

Ser Creativo: Buscar la Abstracción

En este punto tenemos el trabajo prácticamente hecho: el edificio en su entorno desde todas sus vertientes, planos dinámicos, diferentes luces, retratos de sus estancias interiores… Pero todo reportaje debería de ser rico en puntos de vista y es el momento de ser creativo mostrando detalles que puedan ser interesantes de forma aislada: ritmo, juegos de líneas y en definitiva rincones escondidos que describan el edificio desde otro punto de vista.

Esta parte del reportaje es la más personal y la que marca la diferencia con respecto a cualquier otro trabajo de la misma construcción.